Novias granadinas que marcan tendencia

Muchas novias desean un look con sello propio, único y que no pase desapercibido. Pero se enfrentan también al dilema de, ¿y si arriesgo demasiado?, o, ¿y si dentro de diez años miro las fotos de mi boda y me arrepiento?

Muchos conocidos te aconsejarán no arriesgar y apostar por lo seguro. Pero no arriesgarse a romper las normas e innovar tiene el riesgo de que te arrepientas toda la vida, pero no porque haya pasado de moda, sino porque en aquel momento no hiciste lo que tu corazón te decía.

Cada año las tendencias cambian. Lo que la temporada anterior parecía ser ‘lo más’, ahora las novias lo evitan buscando ser más originales. Y así hacen su puesta en escena muchas de las nuevas modas. Sino que se lo digan a las dos novias granadinas de las que os hablamos a continuación.

La novia del velo rosa

Cuando una novia triunfa con su look, las redes sociales son las primeras en hacer eco de la noticia. Justo eso pasó con Belén, la novia granadina que arrasó en Instagram con un velo rosa de la marca Intropía, firma a la que pertenece también el vestido.

Para esta ocasión, Belén eligió un modelo con la espalda cruzada, cogido a la cintura y compuesto en su parte superior por un delicado estampado florar y pinceladas muy finas en tonos rosa.

Y aunque este vestido de estilo vintage es todo una joya, no fue el objeto que causó el mayor furor. En este caso el gran protagonista fue el velo.
Belén optó por arriesgarse en el color y darle una oportunidad al rosa viejo, un tono muy de moda pero poco usual en trajes y velos de novia. Y la jugada le salió más que bien.

Para uno de los días más especiales de su vida, la novia eligió un velo rosa de tul, que caía bajo su recogido bajo y llegaba al suelo Unos pies vestidos en un tono muy similar, para los que eligió una sandalias de estilo peep toe de la marca Michael Kors, se convirtieron en el complemento ideal.

Después de que la fotógrafa Kuny Diamond, encargada de hacer las fotos de la boda, subiera las instantánea del velo a su cuenta de Instagram, sus seguidores y las revistas de moda comenzaron a hacerla viral. Elle, Mujerhoy, o Marie Claire, fueron algunas de las revistas que incluyeron esta historia en su contenido. Pero el éxito del velo de Belén no solo llegó a toda España, sino que también algunos medios mexicanos se hicieron eco de la magia que ocurre cuando una novia apuesta por algo diferente.

Una boda en pantalones

La autora del blog ‘mamá a los veinticinco’, Patricia García de Paredes, también causó un gran revuelo en Instagram este año.

La propia Patricia comunicaba a sus seguidores los detalles de su vestido en sus redes sociales. Para este día, la bloguera confió en el trabajo de Dánae Tobajas Couture. Y parece que acertó en la elección. El resultado final del diseño fue un conjunto dos piezas. La primera, un espectacular mono o ‘jumpsuit’ entallado con escote barco, mancha larga y pantalón pitillo con detalle de ‘estrella’. Y en segundo lugar, Patricia apostó por mezclar la vanguardia del pantalón con el toque romántico de la sobrefalda. Una pieza que guardaba en su interior una cascada de volantes de seda para dar más volumen.

La tela elegida fue crepé de seda en tono talco para los pantalones, tul de seda para el velo, y georgete de seda también para los bonitos pétalos de las flores que bajaban por las mangas del mono. Tal y como comenta Patricia, «los zapatos los elegí en blanco roto, porque creo que sino ya iba a arriesgar demasiado».

Pero que la sobrefalda escondiera unos pantalones no fue la única sorpresa que dio la novia. Tampoco pasó desapercibido su segundo tocado. De paredes decidió cambiar el velo por un tocado azul de plumas, que cuanto menos era de los más original.

Compartir: