Comuniones: Las tendencias más deseadas

Una comunión es un día muy especial para los niños y niñas que la reciben. Tanto que todos los momentos vividos en ella se quedarán guardados en sus memorias con especial cariño para siempre. Y es que no todos los días toda la familia, y posiblemente amigos, se juntan para celebrar algo en los que ellos son los grandes protagonistas.

Pero las comuniones no sólo son una fecha importante para los más pequeños, también lo son para los que se esfuerzan al máximo en conseguir que sus hijos disfruten de su día. Por supuesto hablamos de los padres.

Actualmente, las comuniones se componen de muchos más detalles que hace unos años. Y para bien, o para mal, los padres tienen multitud de opciones para hacer de este día un día diferente, pero sobretodo muy especial para los niños.

Para hacer más llevadera la gran tarea de organizar una comunión, a continuación os hablamos de las últimas tendencias en comuniones. Y además os damos algunos consejos para no volverse loco con los preparativos.

Vestidos renovados con aires románticos

Adiós a los vestidos pomposos de comunión que parecen cortados por el mismo patrón. Hola nuevos aires románticos y dulces.

Este 2019 las últimas tendencias en vestidos de comunión están cargadas de sorpresas. Las firmas apuestan por unos modelos mucho más sencillos, pero que esconden un toque de magia en sus telas y apliques. Los vestidos de aire romántico y vintage son los claros ganadores del próximo año.

Las marcas de ceremonia apuestan por ofrecer unos modelos con toques especiales y diferentes, pero sin dejar de lado el corte clásico de un vestido de comunión. De esta manera el cambio hacia las nuevas tendencias es más sutil y no tan brusco para los padres, y para los niños.

Los encajes y bordados llegan con más fuerza que nunca a los modelos femeninos, para dar con el vestido de los sueños de las niñas que recibirán el año que viene su primera comunión.

Tules bordados, sedas, linos naturales, plumeti, encajes y colores empolvados y suaves son las grandes estrellas en vestidos de comunión.

Para los niñas y niños más atrevidos también entran en escena los tejidos naturales, mikados de seda, organzas y tules, combinados con colores que van desde el blanco roto, la ceniza, lavanda y el agua clara. En unos vestidos y trajes sencillos, pero sin perder la magia de una prenda creada para los niños más soñadores. En cuanto a la falda, aunque predomina el corte princesa, los modelos más pomposos dan paso a piezas con una caída más suave y delicada.

No obstante, a pesar de todas estas novedades, no podemos olvidar que los vestidos clásicos nunca pasan de moda. Por eso seguiremos encontrando vestidos bonitos y sencillos, con vuelo y manga de farol. Y en algunas marcas se basan en estos modelos más clásicos para añadirle pequeños toques diferentes y más arriesgados.

Trajes de comunión, diferentes pero sin olvidar lo clásico

A pesar de que los trajes de comunión para niño sufren menos cambios que los vestidos de niña, la próximo temporada encontramos algunas novedades que no podemos pasar por alto.

En este caso las firmas apuestan por añadir nuevos tejidos y toques distintivos, para escapar del clásico traje de marinero. En este tipo de trajes, las marcas incorporan tejidos naturales, linos rústicos, algodones y linos con fantasía. A los que añaden cintas y tejidos lisos y de rayas a contraste. Además, proponen marineros más atrevidos con capuchas, bordados de nudos y alamares realizados con cuerdas de yute.

Sin embargo, encontramos aún más variedad en americanas y trajes de chaqueta. Entre los que podemos encontrar forros de fantasía, bajos cuellos en contraste con apliques y tejidos estampados. Y para completar este look más especial, nos ofrecen chinos y pantalones cinco bolsillos con corte recto y ‘Slim fit’. Además, encontramos más variedad que nunca en corbatas, tirantes y cinturones a juegos, renovados cada temporada con tejidos de lino y algodón estampados.

Pies con estilo

Francesitas, manoletinas y bailarinas al más puro estilo ballet con cintas para anudar, son los modelos de zapatos más buscados para las niñas. Aunque de igual manera, siempre será una opción segura apostar por el clásico calzado blanco de comunión.

Los encontramos en modelos de dorados suaves, plateados sin mucho brillo, y una novedad que llega pisando fuerte (y nunca mejor dicho): El rosa envejecido.
Para ellos, dependiendo del color del traje, podemos escoger un blanco suave, beige o tostado, incluso azul marino… El blücher es muy apropiado, pero también los mocasines.

Al final la premisa es que vayan lo más cómodos posibles para que puedan correr, saltar y disfrutar al máximo de este día.

Lugares con encanto para celebrar la Primera Comunión

Elegir el lugar o restaurante adecuado en el que celebrar la fiesta de comunión es otra de las grandes preocupaciones de los padres.

Existen tantos tipos de comuniones, como progenitores, por eso no hay unas normas establecidas en cuanto a qué tipo de restaurante o escenario es mejor o peor para celebrar este día. Todo dependerá de gustos, y de presupuestos.

Por suerte, en Granada contamos con multitud de ofertas gastronómicas para comuniones. Por lo que ya queramos celebrar una comunión a lo grande, como hacerlo de una forma mucho más íntima, estamos seguros de que al final encontraréis el lugar ideal.

Para ayudaros en esta misión, en Expoboda 2018 contamos con algunos de los restaurantes granadinos más emblemáticos, que estarán encantados de que paséis por sus stands para asesoraros en cuanto a tipos de menú y otras opciones para comuniones.

Por otra parte, si estamos pensando en celebrar una comunión de manera muy íntima, con los familiares más allegados, otra opción es contratar un catering y elegir como escenario la vivienda familiar, un cortijo o una finca. No hace falta celebrar la comunión en el mejor de los restaurantes para pasar un día inolvidable con las personas más imprescindibles.

Lo que sí aconsejamos a los padres es que si tienen claro el sitio, no duden en reservarlo con bastante antelación, ya que se celebran un gran número de comuniones cada fin de semana de los meses de abril y mayo.

Atención a los detalles

Elijamos la opción de restaurante, o de escenario familiar, los detalles marcarán la diferencia. Es tendencia apostar por centros de mesa diferentes y personalizados. Que serán de un estilo u otro dependiendo de la temática de la comunión.

Nosotros aconsejamos apostar por colores pasteles y empolvados, ya que el resultado final será mucho más elegante. No obstante, si queremos una comunión más atrevida, podemos elegir también colores vivos. Por ejemplo, el estilo ‘boho’ ofrece esta diversidad de colores que convierte los espacios en el lugar ideal para los niños y niñas más alegres.

Para centros de mesa encontramos multitud de opciones: Las clásicas flores nunca pasan de moda, velas de diferentes tamaños, combinaciones de flores y velas, o incluso figuras o fotos de la temática que elijamos para la comunión.

Los globos también son muy socorridos. Podemos elegirlos en los mismos tonos que los centros de mesa, y colgarlos, por ejemplo, a diferentes alturas del techo.
Además, ¿qué te parece colocar un llamativo Photocall? Los photocall son una de las tendencias más deseadas para comuniones. Ya que siempre se convierten en uno de los rincones favoritos de los más pequeños, y por supuesto, también de los mayores.

En Internet podemos encontrar multitud de tipos de photocall, desde los más elegantes y vintage, a los más atrevidos, compuesto por fotos y detalles de los dibujos favoritos de nuestros hijos.

En el caso del photocall, podemos elegirlo junto a los niños de la comunión, o bien mantenerlo en secreto para que sea la gran sorpresa de la fiesta.

El toque más dulce

Y por último, pero no menos importante, llegamos al momento más dulce de la celebración.

Si decíamos que el photocall es uno de los rincones favoritos en una comunión, el otro es, sin duda, en el que se encuentre la mesa dulce.

Existe una gran variedad en cuanto a tipos de mesas dulces, todo dependerá, como siempre, de los gustos de padres y niños. Lo ideal es que la mesa dulce, como el photocall, vayan en concordancia con el tipo de decoración y los colores elegidos para la fiesta. Aunque también podemos apostar por dejar volar la imaginación y crear unos espacios diferentes en los que los niños y niñas puedan soñar y divertirse.

Por ejemplo, si elegimos unos colores más neutros y elegantes para los centros de mesa y la decoración del escenario, como el beige, o el rosa pastel, para la mesa dulce y el photocall podemos apostar por una temática más infantil y divertida, como una que represente a los personajes favoritos de los grandes protagonistas de este día.

Compartir: