5 motivos por los que elegir un vestido de novia corto

La tradición de las bodas apuesta por el vestido largo para la novia, pero por suerte cada vez existen más alternativas para que toda mujer, sean cuales sean sus gustos o su figura, luzca radiante en uno de los días más bonitos de su vida.

Los vestidos cortos vienen pisando fuerte, ¿quieres saber por qué? Te damos cinco razones que harán que te plantees tu elección.

  1. Di adiós al calor sofocante. Si te casas en pleno verano, un vestido corto puede salvarte del sofoco que supone llevar un traje largo y pesado a más de 35º. Las opciones cortas son perfectas para épocas estivales, especialmente si la celebración tendrá lugar en el campo o en cualquier otro lugar en el que el aire acondicionado brille por su ausencia. En un día tan especial, la comodidad también es un punto a tener en cuenta para disfrutar al 100% de cada instante.
  2. Para todos los gustos. Puede que desde siempre hayas odiado los vestidos largos, y ponerte uno en el día de tu boda vaya en contra de tus gustos personales, e incluso sientas que vas disfrazada. Los vestidos cortos también están ideados para que las mujeres que prefieran estos modelos a los largos, puedan encontrar su atuendo ideal para el gran día y sentirse totalmente ellas mismas.
  3. Resalta tus puntos fuertes. Puede que uno de los motivos por los que siempre te has decantado por los vestidos cortos sea tu figura. No a todas las mujeres les sientan bien los vestidos largos, por lo que si tu activo número uno son tus piernas, los vestidos cortos están hechos para ti.
  4. Es una opción muy original. Estamos tan acostumbrados a ver vestidos de novia largos, que a menudo nos olvidamos que los cortos también son una opción. Si llevas semanas buscando desesperadamente buscando el vestido de tus sueños, y sientes que todos los que te has probado son clones, puede que probarte algunos modelos cortos te evite alargar tu búsqueda más de la cuenta.
  5. Cuando la joya del look son los zapatos. Si te apasionan los zapatos y desde hace tiempo ya tienes claro cuáles serán los que calces en tu boda, el vestido corto será la mejor alternativa para lucirlos como merecen. Además, un vestido corto conjunta genial con todo tipo de zapatos, incluidos aquellos planos para novias que no soportan caminar en las alturas.

A pesar de que al pensar en vestidos de novia cortos los primeros que se nos vengan a la cabeza sean aquellos cuyo largo se encuentra por encima de la rodilla, lo cierto es que existen un montón de posibilidades; desde los más ‘mini’, perfectos para las novias más atrevidas, a los ‘midi’ que tan sólo dejan entrever los tobillos y que resultan ideales para aquellas que lleven la clase por bandera.

Compartir: