Ponte a punto para tu boda

Se acerca el gran día y los novios esperan impacientes que todo transcurra tal y como lo habían planeado. La novia confía en llegar radiante a ese día tan especial en el que ella, y solo ella, será el centro de atención de todas las miradas de familiares y amigos. Sin embargo, sabemos los efectos tan destructivos que tienen los momentos de estrés y las largas noches de insomnio en los que la novia ‘no pega ojo’. Recordemos que tan importante como elegir adecuadamente el propio vestido de novia, los complementos o los zapatos, es saber llevar las mejores condiciones tanto físicas como psíquicas. Por esta razón, os daremos los mejores consejos para que en la boda la novia brille por sí sola.

Cuando todo está organizado, es hora de que tanto él como ella se relajen y disfruten de una buena sesión de masajes en un spa o balneario. Eliminar tensiones y nervios del cuerpo es una opción perfecta para que la piel luzca resplandeciente evitando dolores innecesarios de espalda o cuello. Además de pasar tiempo juntos, se obtendrán unos resultados magníficos que ni el mejor maquillaje es capaz de conseguirlo. Por otra parte, en estos centros se llevan a cabo ejercicios de exfoliación, una técnica que eliminará las células muertas de los rostros más cansados.

A parte del maquillaje, el cabello será esa parte esencial que complemente el look nupcial de la novia. Tanto si se ha decantado por un recogido, un semi recogido o el pelo totalmente suelto, una de las grandes inquietudes de la novia es el temido ‘frizz’, es decir, esas ondulaciones inesperadas que pueden acabar con la formalidad del peinado. Por lo tanto, para evitar este contratiempo, es conveniente que la novia se someta dos o tres meses antes de la boda a los varios tratamientos ‘anti-frizz’ que existen, con los que se conseguirá una mayor frescura y soltura en el cabello. Otro consejo es que la novia se someta a otra serie de tratamientos especiales para el cabello con el fin de aportarle más brillo y naturalidad al mismo. Sin embargo, tan negativo es que no se le dedique al cabello el cuidado que se merece como que se abuse de los tratamientos capilares. Por ello, se aconseja no excederse en tratamientos capilares nutritivos que dotan al pelo de tal docilidad que harán que el día de la boda sea imposible fijarlo.

La depilación es otro punto que debe realizarse una semana antes de la boda con el fin de evitar marcas o irritaciones para el gran día. En este tiempo, también es conveniente realizar la manicura y pedicura, además de tratamientos de autobronceado para cara y cuerpo, si así la novia lo desea.

Y si una de las grandes preocupaciones para el día de la boda es ganar esos indeseados kilitos de más, te proponemos que diseñes una dieta saludable con el suficiente tiempo de antelación para que curta efecto. Olvida las dietas exprés ya que son perjudiciales para la salud y pueden dar paso al llamado ‘efecto rebote’.

Si ya se está en la recta final, no olvides seguir estos consejos que pondrán el broche de oro al look y que harán que la novia se sienta idónea para el evento. ¡Que comience la cuenta atrás!

Compartir: