Las canciones que sonarán en tu boda

La música forma una parte esencial en la vida de cualquier persona. Casi todas las parejas tienen esa canción especial que cuando suena les hace recordar un sinfín de momentos juntos, canciones de amor y desamor que retratan las fases de cada relación. Buscar la música adecuada para el día de la boda no es tarea fácil, ya que será el ritmo que marcará ese día tan especial.

Uno de los momentos de mayor emoción es el camino de la novia hacia el altar. Ese preciso instante en el que la reluciente novia deslumbra paso a paso a los invitados, padrinos y, sobre todo, al que en cuestión de minutos se convertirá en futuro marido. Este momento tan memorable debería ir acompañado de una melodía realmente especial que eclipse ese momento tan esperado. Las parejas más tradicionales siguen apostando por las representativas marchas nupciales de Mendelssohn o de Wagner, dos piezas musicales claves en toda boda que se precie. Sin embargo, aquellas parejas que desean despuntar, pueden optar por aquellos temas que tengan un significado o que les haga recordar un momento especial, independientemente del estilo musical del que se trate. ‘Hasta mi final’ de Il Divo o ‘She’, de Elvis Costello, son dos alternativas perfectas por la armonía y delicadeza que transmiten.

Una vez celebrada la ceremonia, los recién marido y mujer se disponen a salir para recibir las felicitaciones de sus familiares y amigos, además de recibir el tradicional baño de arroz. En esta ocasión, se puede apostar por una música más divertida y alegre que transmita a los invitados la felicidad que sienten los novios. De igual manera, para la entrada al banquete, se puede seguir con una selección musical de ritmos caribeños o rumberos que, sin duda, darán un toque distinto al evento. Ejemplos de esta recopilación podrían ser el conocido tema de Macaco ‘Volar’ o ‘Bailar contigo’ de Carlos Vives.

Durante el banquete, una opción que se está convirtiendo en tendencia es la celebración del enlace con música en directo. Más allá de las típicas orquestas, un piano de cola, un cuarteto de violines o un coro góspel pueden interpretar las canciones que más emociones y sentimientos despiertan en la pareja. Para ello, la música instrumental y, en concreto, las grandes bandas sonoras del cine serán una opción que encaja a la perfección y embrujará a todos los invitados. Y para finalizar la maravillosa velada, qué mejor que contratar a un DJ profesional que con su extensa variedad musical haga bailar y cantar hasta al invitado más tranquilo.

Música más romántica, más cañera o más melancólica. No importa el estilo musical que se escoja siempre y cuando los novios se sientan cómodos y exclusivos. Lo que sí es importante es tener en cuenta el cambio de ritmos durante el enlace. Si para la entrada y salida de la ceremonia la pareja escoge un tema más romántico y melódico, lo ideal sería que para la llegada al banquete se elija una canción más animada y con más ritmo que dinamice la velada.

Compartir: