Cómo asignar los asientos de los invitados a tu boda

Por si fueran pocos los detalles que acarrea una boda, asignar a cada invitado su asiento en el convite puede ser una de las tareas que más dolor de cabeza provoque a los novios. Sobre todo si a tu boda acuden los compromisos o personas que no se llevan bien. Para distribuir a los invitados, lo lógico es sentarlos según grado de familiaridad, amistad, por la relación o la afinidad que pueda haber entre ellos. Para intentar facilitarte un poco la misión, Mi Boda Ideal te ofrece a continuación una serie de consejos:

1.- La lista de invitados. Tras esmerarte en preparar tu lista de invitados, marca las personas que hayan confirmado su asistencia. Si cuentas con el 90% de las respuestas mejor, así podrás empezar a montar las mesas con más seguridad. Las personas que aún no te hayan asegurado su presencia, serán los últimos en ser colocados. Aquí más vale ser previsores y procurar que los invitados confirmen cuanto antes su asistencia, para que el riesgo de que sobren o falten asientos sea el mínimo. Si queda algún invitado remolón, dale un toque.

2.- Montar las mesas. Para ello debes saber, por un lado, cuántas personas entran en una mesa, dependiente también de si son redondas o rectangulares. Lo más frecuente es que las mesas sean redondas.

3.- Los invitados. Otro elemento fundamental para distribuir los asientos es la relación entre los invitados. Puedes ayudarte de un esquema y dividir a todos según el grado de familiaridad o amistad. Por una lado, los familiares; por otro, los amigos, y por último, los compañeros de trabajo. Y en caso de que tengas compromisos, hazte un cuarta clasificación. Ten presente quiénes son más allegados, más divertidos o más tranquilos, por ejemplo. El carácter o tu relación con ellos también te ayudará a hacer unos grupos de mesa apañados.

busca-asiento-mesa4.- Plano de distribución. Dibuja un plano de sala con todas las mesas y asientos que habrá en el banquete, o hazte con uno tipo en Internet, para poder realizar la asignación idónea. En teoría, la mesa principal será la de los novios y a partir de ahí deberás colocar en las mesas más cercanas a los invitados más importantes. Y decimos en teoría porque hay novios que prefieren que su mesa no sea diferente a la de los demás ni presidirlas; optan también por una mesa redonda para poder interactuar más cómodamente.

Por lo general, los padres y/o padrinos de los novios suelen sentarse en la mesa principal con ellos, y a veces también los hermanos y abuelos. En caso de entrar en la mesa principal, colócalos en las mesas más próximas a la vuestra.

5.- Ahora ordena el resto de mesas de acuerdo a la clasificación que hiciste para distribuir las mesas entre familiares, amigos y demás invitados. Junta a personas afines en las mesas. Haz unas con los que tienen ganas de diversión entre ella y reúne a los más serios por otro lado. O puedes combinar a personas serias y divertidas de manera equilibrada para que el ambiente festivo se extienda en el banquete y no haya una mesa en silencio. Al gusto del consumidor.

6.- Importante. Para que todos los invitados sepan dónde van sentados, por un plano antes de llegar a las mesas con los asientos asignados. Si lo deseas, en la mesa podrás también escribir tarjetas con los nombres. También, ten en cuenta las peticiones personales que te hagan los invitados para evitar complicaciones.

Todos estos elementos son relevantes si deseas que tu boda transcurra con armonía y que los invitados disfruten de la celebración. Desde Mi Boda Ideal esperamos que con estos pequeños pasos realices la distribución más adecuada y disfrutes de uno de los días más especiales de tu vida junto a tu pareja. 

_____________________

Síguenos en nuestra página de Facebook (pincha aquí;)

Compartir: