Cómo elegir el destino para vuestra luna de miel

El viaje de novios, conocido tradicionalmente como luna de miel, debe ser único. Se trata del colofón final de vuestra boda y qué mejor manera de celebrar este capítulo tan importante en vuestras vidas que con un viaje de ensueño. Por este motivo, cuando vayáis a elegir el viaje de novios conviene tener en cuenta varios elementos para no fastidiar esta travesía en la que invertiréis un importe considerable.

En la búsqueda del destino para la luna de miel hay que tener en cuenta: el presupuesto disponible, el número de días para el viaje, la época del año, mejor escoger un lugar que no hayáis visitado, el tipo de viaje (aventura, relax, cultural,…) y, sobretodo, no confundir la luna de miel con una viaje más. Como ya hemos dicho, debe ser único e inolvidable.

Vayamos por partes:

El presupuesto para el viaje. Europa es un destino caro para los gastos: comida, bebidas, transporte, incluso los regalos y los impuestos que aplican en algunos hoteles suben bastante. En cambio, América o Asia son destinos más económicos.

Tiempo del que disponéis. Por ejemplo, si contáis con diez días para la luna de miel, es mejor elegir un único destino que pretender conocer 6 ó 7 ciudades en ese tiempo. En el caso de que tengáis tres semanas, quizá sea el mejor momento para ir a un país con varias ciudades a visitar que merezcan la pena. Si optáis por esta última, programar el tiempo que invertiréis en cada una. Hay ciudades como Venecia que se ven en un par de días. Otras, como Nueva York, necesitan de una semana para disfrutarla en condiciones. También es importante en este punto tener presente que, si el viaje es fuera de Europa, perderéis casi dos días solo en los trayectos.

La época del año. Hay destinos demasiado populares en la temporada alta de bodas, de junio a octubre: Italia, Francia, el Caribe o China, por ejemplo. Si estos destinos coinciden con la época de vuestra boda os encontraréis largas colas para entrar a los sitios, turistas por doquier, será más complicado encontrar buenos hoteles y ni hablar de vuelos baratos. Quizá sea mejor dejar estos lugares para otra ocasión. Los lugares más solicitados en los últimos tiempos por los novios son:

  • Europa: París, tour por Italia o Grecia.
  • Cruceros: por el Mediterráneo, el Caribe o por las Islas Griegas.
  • Playa: Caribe, Hawai o Islas Maldivas.
  • Estados Unidos: Recorrido general o Nueva York.
  • Aventura: safari por África, Indonesia o Hong Kong.
  • Sudamérica: Argentina, Perú, Chile o Costa Rica.

 

Mejor escoger un lugar que no hayáis visitado. Podéis buscar por vuestra cuenta o acudir a agencias especializadas a la que merece la pena consultarles. Si va a ser el primer viaje de vuestras vidas fuera de España, evitar países como la India o algunas zonas de África. Si os habéis recorrido ya medio mundo, mejor no caer en el clásico viaje playero tumbados al sol. En cuanto al hospedaje, según el lugar y lo que pretendáis hacer, quizá os interese más un apartamento que un hotel, al gusto del consumidor.

El tipo de viaje. Aquí entran vuestras preferencias personales: playa, ciudad, zonas naturales,… A lo mejor preferís una oferta cultural, relajaros en la playa, o explorar espacios abiertos. Costa Rica y Australia son buenos ejemplo de naturaleza en estado puro, incluso los parques naturales de Estados Unidos.

Viaje al extranjero. Si vuestro destino es fuera de España o de Europa, tener en cuenta la tolerancia al calor, hay países en los que puede ser insoportable; los tipos de comidas, no todo el mundo se atreve a probar ciertos alimentos o comidas exóticas; incluso los mosquitos u otros bichos, por eso no olvidéis vacunaros, en países como África algunos insectos son del tamaño de pájaros. También conviene familiarizarse con las leyes locales y costumbres del país que vayáis a visitar.

Tiene su miga seleccionar el viaje de novios, ¿eh? Debéis elegirlo con mimo y cuidado, es el viaje en el que descansaréis de la boda y en el que lo importante es dedicaros tiempo el uno al otro y disfrutar al máximo.

Compartir: